Islas Canarias

Urbanismo y comida (8) Lanzarote

La isla de Lanzarote es un territorio volcánico en el oceano Atlántico. Una serie de erupciones durante el siglo XVIII destruyo tierras de cultivo relevantes. Los isleños desarrollaron una agricultura que permitió la producción de alimentos incluso bajo estas duras condiciones (fuertes vientos, territorio árido, casi sin agua). Hoy en día algunas de estas producciones han obtenido sellos de calidad (como el vino), pero la producción alimentaria no es sufuciente para la población local y la importante afluencia turística, por lo que la isla importa petroleo para sus plantas de desalación de agua (hay proyectos para la sustitución por energías renovables) y comida.

Geria 1

geria2lanzarote1

Las Palmas

Las Palmas. La costa occidental vista desde la Isleta

El paisaje de Las Palmas es una combinación de negro volcánico, verde, azul y gris. La capital insular ha crecido desde la conquista española de forma compacta hasta el siglo XX, cuando el fuerte desarrollo turístico a partir de la década de 1960 cambió completamente la faz de las islas. Las fuertes pendientes de gran parte del territorio contribuyen a una elevada densidad urbana.

Las Palmas. Costa occidental

Las Palmas. Nueva torre en el centro urbano

El casco antiguo

Al contrario que en otras ciudades maritimas, la peninsula no tuvo un papel urbano al principio, ubicandose el asentamiento original al sur. Solo el crecimiento del puerto y la relevancia de la playa han llevado a integrarla.

Las Palmas. Ruidavet 1879