acera

Calle Serrano (Madrid)

Serrano: 1,3 km de centralidad, 31 m de anchura

Serrano: 1,3 km de centralidad, 31 m de anchura

Serrano es una de las calles estructurantes del barrio de Salamanca, el ensanche Madrileño del siglo XIX que hoy en día configura una de las centralidades más potentes de la ciudad en términos económicos y de imagen representativa. Es una calle con una importante concentración de comercio de bienes de elección, con marcas de lujo, y también de oficinas de alto nivel. Su posición cercana a la Castellana, pero con una anchura mucho más favorable al desarrollo del comercio y otras actividades, y la presencia de una importante dotación comercial en las calles adyacentes, desde el lujo de Ortega y Gasset a ofertas un poco más estratificadas en precio, llevan a una concentración comparable a la de un gran centro comercial de periferia. Uno de los tramos más interesantes es, pese a su asimetría (no hay fachadas más que en un lado) el de la plaza de Colón, que concentra algunas de las tiendas más exclusivas (y las fotografías de este post…)

La calle Serrano ha sido objeto de una reforma intensiva de su aspecto que ha concluido en 2010; se han eliminado plazas de aparcamiento en superficie (con creación de un gran aparcamiento subterráneo), se ha creado un carril para bicicletas sobre la acera, y se ha diseñado especialmente el aspecto de pavimentos, alcorques, bancos y otros elementos.

serrano-4 Serrano-3 serrano-2 Serrano-1

La calle Campos de Denia

La calle Campos: 500 m de centralidad

La calle Campos: 500 m de centralidad

La ordenación del tráfico en zonas que cumplen una función de centralidad comercial no siempre es fácil. En Madrid parece claro para los propios comerciantes que la zona de Sol- Callao- Montera funciona bien a pesar de las limitaciones al tráfico y el aparcamiento, en gran medida porque es el centro de un muy potente sistema de transporte público; pero en ciudades más pequeñas, o en otras áreas del propio Madrid, suele haber polémica.
En ocasiones hay soluciones que intentan contentar tanto a los comerciantes que piden aparcamiento como a quienes quieren más espacio para el peatón. La ciudad alicantina de Denia juega un cierto papel de centralidad para varios municipios del entorno, y la calle Campos es uno de los espacios donde es más claro. No es necesariamente una calle con una arquitectura notable (más bien edificios típicos de la década de 1960 o un poco más tarde, con lo que eso implica en España), pero si que por posición urbana y la oferta comercial, así como la presencia de comercios de bienes de elección en las calles del entorno parece (al menos en una visita corta) el lugar de referencia.
¿Cómo compatibilizar las dos visiones? Con un reloj y un calendario. La calle es peatonal en determinados momentos, y admite tráfico rodado el resto del tiempo (la mayoría del mismo, de hecho). No estoy seguro de que sea la mejor solución en términos generales, pero lo cierto es que es una alternativa, y que parece funcionar (lo cierto es que lo he visto poco tiempo) en una ciudad donde la mayor parte del casco antiguo está peatonalizado.

El letrero lo dice todo...

El letrero lo dice todo…

Una mañana laborable, con coches en la calle

Una mañana laborable, con coches en la calle

La vista de acera a acera, con coches

La vista de acera a acera, con coches

Una mañana laborable

Una mañana laborable

De noche, con la calle en modo peatonal

De noche, con la calle en modo peatonal

La vista desde la acera sin coches

La vista desde la acera sin coches