Futuro urbano

Biblio 8. Territoires 2040

El sistema urbano francés en 2012 (imagen ampliable)

En esta ocasión la recomendación no es un libro, sino una revista basada en un proceso de prospectiva territorial desarrollado en Francia desde hace un tiempo. La Délégation interministérielle à l’aménagement du territoire et à l’attractivité régionale (DATAR) es el organismo francés dedicado desde 1963 a las políticas estatales de ordenación del territorio, entendidas no sólo desde el punto de vista de la provisión de infraestructuras sino también, y muy especialmente, desde el de la localización de los usos futuros a los que servirán esas infraestructuras y desde el del equilibrio territorial en un país en el que la disciplina geográfica lleva décadas obsesionada con el enorme peso de París en sus dinámicas.

Territoires 2040 busca preparar a través de la acción del estado las condiciones para una Francia más fuerte, más equitativa y más coherente. Para ello se ha desarrollado un proceso de 16 meses con la intervención de 300 expertos de diversas procedencias.

El debate se organiza teniendo en cuenta siete sistemas espaciales:

  • La urbanización metropolitana francesa en el mundo
  • Los sistemas metropolitanos integrados
  • Las puertas de entrada de Francia en los sistemas territoriales de flujos
  • Los espacios de dinámica industrial
  • Las ciudades intermedias y sus espacios de proximidad
  • Los espacios de desarrollo residencial y turístico
  • Los espacios de baja densidad

Se han imaginado 28 escenarios posibles (4 por cada sistema territorial) como instrumento de debate.

Los números de la revista disponibles en internet no contienen una conclusión o un modelo cerrado, pero sus artículos contienen potentes elementos de reflexión sobre el territorio y su futuro.

La urbanización metropolitana francesa en el mundo. 4 escenarios

Suelos públicos sin uso (1)

La cuestión de los suelos de titularidad pública que han dejado de tener su uso oficial y cuya venta puede contribuir a iniciativas económicas gubernamentales es una propuesta recurrrente en muchos países, aunque de formas diferentes. Esto incluye antiguos cuarteles, estaciones ferroviarias, o incluso aeropuertos que ya no sirven a su función, pero que a menudo han sido englobados por las ciudades de formas no previstas originalmente, y que por tanto han adquirido un importante valor inmobiliario. La obsolescencia es la razón para el planeamiento urbanístico, combinada con la necesidad de obtener un dinero siempre dificil de encontrar en otras fuentes. Esta semana se ha anunciado que el gobierno francés seguirá esta vía para potenciar la construcción de vivienda social en un momento de crisis, a través de un proyecto de Ley de «movilización general para la construcción de viviendas».

Las problemáticas de estas iniciativas son, entre otras:

  • La mera obsolescencia funcional de una infraestructura pública no hace que el suelo sea adecuado para implantar viviendas (piensese en una gran instalación ferroviaria a 10 km de cualquier lugar poblado), o puede tener tales costes asociados que la haban inviable (por ejemplo, descontaminación de suelos)
  • El suelo público puede tener una geometría que haga necesaria incluir suelos no públicos, y eso puede compliar la gestión de la operación, bien a través de la expropiación o de operaciones público- privadas. Cuando el suelo implicado es de varias administraciones la situación es también compleja.
  • Cuando la vivienda social es el objetivo final de la operación en ocasiones puede tener sentido vender el suelo para otros usos y construir la vivienda social en otro emplazamiento. Sin duda el urbanismo debe fomentar la integración social, pero en ocasiones puede ser mejor crear actividades económicas y empleo en ese emplazamiento, por ejemplo (objetivo también loable de diversidad funcional). En algunos países existen limitaciones legales a la transformación de usos del suelo público, dando prioridad a la vivienda social, pero el resultado no es por ello automáticamente mejor.
  • ¿Quien es el propietario real del suelo público? en algunos casos puede haber sido adquirido por interés público de una infraestructura (ferrocarril, autopista…), mediante una expropiación. En algunos sistemas jurídicos el propietario expropiado puede solicitar la reversión cuando la razón que motiva el interés público desaparece.

Biblio 7. Futuros urbanos

Localización hipotética de futuras fuentes de energía en el Reino Unido

El futuro será urbano o no será… o eso solemos pensar, pese a que algunos traten de volver al campo. ¿Pero que quiere decir un futuro urbano?. Esto lleva al campo de la prospectiva, muy de moda en los años 1970 y 1980, pero hoy en día menos visible, aunque igualmente activo en las grandes organizaciones públicas y privadas. La prospectiva no es una predicción, sino la construcción de escenarios posibles que permiten una reflexión ordenada y productiva sobre el futuro.

El organismo de prospectiva del gobierno británico, Foresight, publica informes sobre diversas cuestiones de interés en lo relativo a políticas públicas. En 2010 publicó un informe sobre el futuro de los usos del suelo, bien escrito y formulado, y una buena forma de conocer mejor el tema, el Reino Unido e incluso nuestros propios países por comparación.