Catalizadores del cambio urbano (8) Heredando

A part of the Texeira Map of Madrid (1656). This is now much denser...

Una parte del Plano de Texeira de Madrid (1656). En una zona mucho mas densa hoy en día…

La transmisión de la propiedad a través de la herencia puede contribuir a la forma de la ciudad y/o a su estructura social. Las zona de vivienda unifamiliar pueden a veces densificarse con el paso de los años por la necesidad de división entre hermanos; puede ser un poco complejo con planes urbanísticos que limitan la división de parcelas. Cuando se habla de la herencia de un piso la división puede ser más compleja (una nueva cocina o cuarto de baño requieren una conexión a la red general de servicios del edificio, algo que no siempre es fácil). La división es una lógica propia de crecimiento demográfico, sobre todo en zonas periféricas (es más difícil en centros).

¿Qué pasa cuando las poblaciones decrecen, como en ciertos países europeos? Por supuesto tenemos ciudades decrecientes, y el ejemplo de Detroit en América es también ilustrativo. Aunque una ciudad pierda habitantes puede haber un mercado porque la demanda de espacios edificados puede estar motivada por otros usos no residenciales. Varios casos pueden darse:

  • Puede heredarse la casa de los padres y vivir en ella; es algo tradicional históricamente, porque durante largos periodos la demografía ha sido muy poco dinámica, lo que explica que el tejido urbano de algunas ciudades haya sido relativamente estable hasta la revolución industrial
  • La herencia puede quedar vacía; no se logra vender, y la casa se queda sin usar. Esto siempre ha existido, pero en una ciudad decreciente es más común.
  • Incluso en ciudades decrecientes hay hermanos y familiares, así que es posible caer en la trampa de una herencia litigiosa; al final, de nuevo la propiedad queda vacía.

En conjunto, heredar en una ciudad decreciente refuerza el valor de uso del bien frente al financiero; y sólo se puede dormir en una cama por noche (en condiciones normales…), así que si lo heredado no es contiguo a la vivienda propia no es fácil utilizar ambas simultáneamente. En sentido contrario, heredar en una ciudad en crecimiento puede incrementar el valor financiero respecto al de uso, pero sólo se puede aprovechar esto si se tienen otras propiedades (se procura tener al menos una cama bajo techo cada noche…) o se puede dividir la vivienda.

Este es un ejemplo de catalizador del cambio urbano real, pero paulatino; salvo en caso de catástrofe, las herencias se producen de forma aleatoria espacial y temporalmente, aunque cabe suponer una tendencia al reemplazo de la población de un barrio nuevo unos 30 o 40 años después de su apertura, por envejecimiento de los habitantes originales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s