Londres (3)

La estructura urbana de Londres muestra, en comparación con otras ciudades europeas, cualidades singulares. La ausencia de un poder central capaz de imponer su voluntad a otros agentes políticos, resultado en gran medida de las guerras civiles y del periodo revolucionario de Oliver Cromwell, explica la falta de grandes avenidas rectas y composiciones barrocas. Si bien es verdad que se accede a Buckingham Palace a través de una larga avenida recta, no es menos cierto que estos es posible porque atraviesa un parque, y por tanto dominio real. Es difícil encontrar grandes calles anchas y rectas en la red viaria, salvo en las composiciones del siglo XIX (Belgravia), pero casi siempre limitadas a la escala del barrio.

La estructura viaria actual sigue mostrando en gran medida la situación previa al siglo XIX. Frente a las grandes aperturas de los bulevares de París, o incluso la Gran Vía de Madrid, Regent Street y su llegada a Picadilly Circus muestran, junto a una composición bien resuelta, un ánimo de permanencia en lo público que puede leerse también como una preservación del ámbito privado.

En muchos casos, esto es el resultado de sistemas de arrendamientos de derechos de superficie a largo plazo (enfiteusis); una parte de las grandes fortunas británicas viene de este negocio, consistente en alquilar a un promotor durante décadas un suelo, que vuelve a la propiedad original pasado este periodo con todas sus edificaciones. La compra de una vivienda en estas zonas no es en realidad una compra, sino que está gravada por esta carga. Esto explica la uniformidad de algunas zonas, y también la pervivencia de la estructura viaria.

En contraste, existe también un importante parque de viviendas de promoción pública con fines sociales; una parte  del mismo ha ido pasando de una forma u otra hacia manos privadas desde la década de 1980, manteniendo en todo caso la forma de tenencia en alquiler.

La estructura de Londres es así la superposición de un río de gran dimensión, una red de canales cuyo protagonismo es menor desde la llegada del ferrocarril, un sistema ferroviario que por sus limitaciones de trazado es una de las mayores alteraciones en los últimos 200 años, la presencia de grandes parques reales que son los mayores espacios públicos de la ciudad, y un sistema viario que se ha adaptado a otras condiciones y no ha tenido un papel tan determinante como en otras ciudades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s